Se acerca el final de 2023, pero aún hay cosas que puedes hacer para ahorrar en la próxima declaración del próximo año no sea tan dura como la de este. Los plazos para presentarla, según el Calendario del Contribuyente 2023 están muy lejos, pero desde ya puedes poner en marcha varias acciones para que diciembre sea el mes en el que ajustes las deducciones de renta.

Desde RBH Global te damos una serie de consejos que puedes poner en marcha este mes, justo antes de que acabe el año contributivo, para desgravarte del impuesto y que la próxima declaración de renta no sea un descalabro financiero.

Recuerda que la declaración de la renta se fundamenta sobre el IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Persona Físicas), gravamen general sobre ingresos y ganancias, y que es un proceso para establecer si los impuestos que has pagado durante el año anterior han sido equilibrados con respecto a tus ingresos y deducciones, o si por el contrario están desbalanceados y debes hacer una aportación adicional o solicitar la devolución de lo que has pagado de más.

Una de las formas más fáciles de ahorrar en la próxima declaración de la renta es haber tenido elementos financieros deducibles que permitan aumentar tu contribución al Estado. Te contamos algunas de las que aún puedes poner en marcha antes de finalizar el año:

Planes de pensiones

Abre un plan privado de pensiones y empieza a deducirte desde ya.

La aportación máxima a un plan de pensiones para deducirte es de 1.500 euros anuales, y para planes de empresa está en 8.500, así que si tienes ambos puedes deducirte hasta 10.000 euros anuales.

Donativos y otros aportes

Es hora de ser más solidario o realizar aportes a entidades no lucrativas: donaciones a ONG, fundaciones y otros entes pueden suponer deducciones de hasta un 80%. En el caso de cuotas a partidos políticos o sindicato, podrás deducirte el 20% hasta un máximo de 600 euros anuales.

Mejoras de la eficiencia energética

Ponte en plan ecologista, por el bien del planeta y el de tu bolsillo, porque este año te puedes ahorrar entre 5.000 y 7.500 euros por deducciones en obras que supongan una eficiencia energética: reducción de demanda de energía, bajada en consumo de energía primaria, rehabilitación energética…

Gastos varios de las familias

Si estás pensando en meter al niño en un colegio concertado, quizás es el momento.

Hay muchas deducciones a nivel estatal y autonómico por los pagos de escolarización, guardería, colegio, vestuario, clases extraescolares…

Inversiones en empresas

Destinar capital a empresas de nueva creación, como el emprendimiento de tu vecino, también tiene su parte de ganancia fiscal.

La deducción por este motivo puede ser hasta de un 30% de la cantidad invertida, como máximo 60.000 euros anuales.

Eso sí, asegúrate de que el negocio tiene futuro.

Retribución flexible

Puedes considerar proponer una retribución flexible con tu empresa, de tal manera que recibas parte de tus ingresos en especie, lo que permite ahorrar muchos impuestos.

Por ejemplo, gastos en transporte, comidas y coche de empresa son deducibles.

También se puede hacer con bienes y servicios que se descuenten de nómina, porque de esta forma sus ingresos netos son menores, pero la retribución es la misma: cuota del gimnasio, pagos a plazos, sanidad privada, etcétera.

Si necesitas ayuda con estos u otros temas financieros, recuerda que aquí tienes a tu equipo de asesores contables y financieros: info@rbhglobal.com