¿Ya tienes todo preparado para realizar el cierre contable del año 2023? Ojo que parece más sencillo de lo que es, y puede acarrear graves problemas a la empresa.

El cierre contable es un proceso para conocer de manera detallada el estado financiero de una empresa en un determinado periodo, cuantificando las ganancias y pérdidas reales. No es tan fácil como sumar las ventas y restar los costes de producción, porque hay muchos más elementos que entran en juego en un cierre contable profesional.

Aquí hay algunos pasos que las empresas deben seguir para afrontar el cierre contable del año:

1.     Revisión de las cuentas: el primer paso en el cierre contable es revisar todas las cuentas de la empresa. Esto incluye cuentas por cobrar, cuentas por pagar, inventario, activos fijos, entre otros. Es importante asegurarse de que todas las transacciones se hayan registrado correctamente y que las cuentas estén al día.

2.     Conciliación bancaria: las empresas deben conciliar sus cuentas bancarias con sus registros contables. Esto implica comparar los saldos de las cuentas bancarias con los saldos registrados en los libros de la empresa.

3.     Cálculo de depreciación y amortización: las empresas deben calcular la depreciación de sus activos fijos y la amortización de sus activos intangibles. Estos cálculos deben reflejarse en los estados financieros de la empresa.

4.     Preparación de los estados financieros: una vez que se han revisado todas las cuentas y se han realizado los cálculos necesarios, las empresas deben preparar sus estados financieros. Esto incluye el balance general, el estado de resultados, el estado de flujos de efectivo y el estado de cambios en el patrimonio.

5.     Revisión y análisis de los estados financieros: después de preparar los estados financieros, las empresas deben revisarlos y analizarlos. Esto les permitirá entender mejor su rendimiento financiero durante el año y planificar el próximo.

6.     Presentación de los estados financieros: Finalmente, las empresas deben presentar sus estados financieros a los accionistas, a los bancos y a las autoridades fiscales.

Cierre contable: la importancia del soporte documental

El cierre contable es un proceso esencial para el buen funcionamiento y la sostenibilidad financiera de cualquier empresa. Comprender su importancia y contar con el apoyo de profesionales en la materia puede marcar la diferencia en la toma de decisiones estratégicas y en el cumplimiento de las obligaciones contables y fiscales.

En pequeñas y medianas empresas, muchas veces no se cuenta con soportes de todos los movimientos realizados a lo largo del año, lo que dificulta un análisis contable integral.

Pero además es abrumador 😫 descubrir que muchos elementos propios del negocio deben incluirse en este cierre, como el valor de los bienes propios y su amortización, el stock disponible o el descuadre de cuentas bancarias.

Nosotros estamos acostumbrados a gestionar este tipo de cierres y sortear las dificultades que presentan, llevamos muchos años ayudando a empresas en sus finales de año contable.