Compramos tu caso para que recuperes tu dinero sin gastos ni esperas.

Nos hemos unido al proyecto Compramos tu caso, para que si eres una empresa o un particular, tengas la posibilidad de reclamar indemnizaciones que te corresponden por ley, incluso si no dispones de los recursos económicos con los que iniciar los trámites legales necesarios.

¿Qué tipo de indemnizaciones puedes reclamar a través de Compramos tu caso?
Reclamaciones bancarias (IRPH, cláusula suelo, tarjetas revolving,…), despidos, accidentes laborales, plusvalías, multipropiedad,…

¿Cómo puedes solicitar este servicio?
A través del portal web www.compramostucaso.com, abogados especialistas en la materia legal a reclamar, estudiarán la viabilidad de cada caso y, en función de ello, se adelanta una indemnización a quien lo solicite, empresa o particular, a cambio de ceder el litigio del caso.

¿Implica gastos o riesgos adicionales?
No. Una vez cedes tu caso, recuperas una significativa parte de la cantidad reclamada, evitando involucrarte en trámites legales complejos, costosos y prolongados en el tiempo, sin costes ni riesgos asociados, ya que estarías exento de cualquier gasto adicional una vez cedido el caso.

¿Y si el fallo es contrario a la reclamación? ¿Debo devolver lo percibido?
No. Incluso, si a posteriori, la reclamación es rechazada por un tribunal, no tienes que devolver la cantidad que se te adelantó cuando cediste tu caso, ni te verás vinculado a ninguna incidencia judicial.

¿Por qué RBH Global apuesta por esta práctica?
Esta práxis legal, con una amplia trayectoria y uso en países anglosajones, especialmente en el caso de Estados Unidos, está regulada en España por la Comisión Nacional del Mercado de Valores, y aunque su uso aún no es mayoritario, poco a poco se va extendiendo su práctica.

RBH Global es uno de los primeros despachos en España que se adhieren a ella, porque tenemos la certeza de que en otros países ha supuesto que miles de personas con dificultades económicas hayan percibido una indemnización por reclamaciones justas, y que empresas en situaciones muy delicadas, hayan podido ajustar sus balances empresariales.