Te contamos todo lo que debes saber sobre las novedades para 2024 de jubilaciones ordinarias y anticipadas. Las actualizaciones más importantes giran en torno al factor tiempo, así que presta atención a los cambios que podrían influir en tu futuro financiero.

 

Retraso en jubilaciones ordinarias

Una de las modificaciones clave es el aumento en la edad legal para jubilarse en dos meses. Esto significa que, si has cotizado menos de 38 años, ahora necesitarás tener 66 años y seis meses para acceder a la jubilación. Sin embargo, si has cotizado más de 38 años, podrás jubilarte a los 65 años.

 

Retraso en jubilaciones anticipadas

También hay ajustes importantes en las jubilaciones anticipadas. Estas jubilaciones, que permiten el retiro hasta 2 años antes de la edad legal, requerirán que esperes hasta los 64 años y 6 meses si no has cotizado al menos 38 años. Por otro lado, si has cotizado 38 años o más, podrás jubilarte a los 63 años. Estos cálculos también se aplican a las jubilaciones anticipadas forzosas, donde se resta 4 años a la edad legal de jubilación ordinaria.

 

Retraso en jubilaciones parciales

En este caso, el resultado depende de si hay o no hay contrato de relevelo: si no existe, la edad de jubilación es la misma que en el caso de la jubilación ordinaria. Si hay contrato de relevo, será de 64 años si hay más de 33 años cotizados. Si hay más de 36 años cotizados, será de 62 años y seis meses.

 

Modificaciones en las pensiones

Además de los cambios en las edades de jubilación, hay varias modificaciones importantes en las pensiones que debes tener en cuenta:

  • Incremento de Cotizaciones: se incrementan las cotizaciones a la seguridad social en un 0,7% mediante el Mecanismo de Equidad Intergeneracional. Este aumento en las cotizaciones busca garantizar la sostenibilidad de las pensiones a largo plazo.
  • Subida de Base Máxima de Cotización: la base máxima de cotización a la seguridad social aumenta en un 5%. Este ajuste significa que aquellos trabajadores con salarios más altos contribuirán con una cantidad mayor al sistema de pensiones.
  • Nuevas Bases de Cotización para Autónomos: se establecen nuevas bases de cotización para trabajadores autónomos, lo que afecta directamente a las pensiones. Este cambio busca ajustar las cotizaciones de los trabajadores autónomos a sus ingresos reales, evitando así discrepancias entre las cotizaciones y las prestaciones recibidas.
  • Aumento de Pensiones Contributivas: las pensiones contributivas suben un 3,8% debido al incremento del Índice de Precios al Consumidor (IPC). Este ajuste tiene como finalidad proteger el poder adquisitivo de los pensionistas frente a la inflación, asegurando que sus ingresos de jubilación mantengan su valor real a lo largo del tiempo.
  • Subida de Pensión Mínima: se incrementa la pensión mínima para evitar que esté por debajo del umbral de pobreza. Esta medida busca garantizar un nivel mínimo de protección social para los jubilados y pensionistas más vulnerables, asegurando que sus ingresos de jubilación les permitan cubrir sus necesidades básicas y mantener un nivel de vida digno.

 

¿Cómo te afectan estos cambios?

Si estás próximo a jubilarte o ya estás percibiendo una pensión, es importante entender cómo estos cambios pueden impactar en tus finanzas futuras. ¿Necesitas más información o una asesoría personalizada sobre tu situación? No dudes en hablar con nosotros, te ayudaremos con tus consultas y te ofreceremos la orientación necesaria.