Si eres jubilado y cotizaste a mutualidades entre el 1 de enero de 1967 y el 13 de diciembre de 1978,  es posible que tengas derecho a reclamar una devolución del IRPF, ya que estos aportes tributaron al 100%, cuando debieron hacerlo al 75%. Es decir, según los periodos cotizados y los aportes, pues reclamar hasta 4.000 euros a Hacienda.
 
 
¿Quiénes Pueden Reclamar? Los jubilados que hayan cotizado a antiguas mutualidades entre 1967 y 1978 tienen la posibilidad de solicitar la devolución del IRPF pagado de más en sus pensiones. Este derecho ha sido reconocido por el Tribunal Supremo durante el primer semestre de 2023 para jubilados del sector banca, y actualmente sienta jurisprudencia para el resto de trabajadores.
 

Pasos para reclamar a Hacienda

  1. Revisión de documentación: Es fundamental contar con la documentación que demuestre la cotización a las antiguas mutualidades. Esto puede incluir historiales laborales, certificados de cotización, y otros documentos relevantes.
  2. Presentación de la reclamación: Dependiendo de la normativa y las instrucciones proporcionadas por las autoridades fiscales, deberás presentar la reclamación siguiendo los procedimientos establecidos. Esto puede implicar la cumplimentación de formularios específicos o la presentación de documentos probatorios.
  3. Dónde realizar la reclamación: Las reclamaciones suelen gestionarse a través de las oficinas de la Agencia Tributaria o entidades autorizadas para este fin. Es importante asegurarse de dirigirse al lugar correcto para garantizar una gestión eficiente de la reclamación.

 

¿Qué documentación es necesaria?

Para solicitar la devolución, es necesario solicitar la rectificación de la autoliquidación del IRPF a través de la Agencia Tributaria, aportando la siguiente documentación:
  • Fotocopia del DNI.
  • Declaraciones de renta de los años a reclamar.
  • Certificado de la entidad en la que trabajó o similar donde se vea los periodos de contratación.
  • Si no se posee este certificado, documentos de cuotas cotizadas que sirvan como prueba.
  • Vida laboral actualizada.
  • Cuenta bancaria en la que la AEAT ha de abonar la devolución.

 

¿Cuánto dinero se puede recuperar?

El dinero que se puede recuperar oscila entre 2.500 y 4.000 euros por el período solicitado, aunque hay contribuyentes con mayor o menor cantidad dependiendo de su vida laboral y las circunstancias personales existentes en el cálculo de su IRPF. Hace unas semanas, nuestro compañero Jorge Sández explicó en Telemadrid el monto que puedes reclamar según el historial de tributación y la vida laboral entre esos años.
 

¿Qué pasa si el pensionista ha fallecido?

Los herederos de los mutualistas también tienen derecho a la devolución por los ejercicios que aún no hayan prescrito, presentando, además de la documentación señalada, los siguientes documentos:
  • Certificado de defunción.
  • Testamento.
  • Certificado de actos de última voluntad.
  • Escritura de aceptación y adjudicación de herencia, si se ha otorgado.
  • Apoderamiento o representación de todos los herederos a favor de uno de ellos.

 

Puede parecer complejo, pero 4.000 euros no son poca cosa, sobre todo si es a cuenta de una tributación errónea, que ahora puedes recuperar. En RBH Global podemos ayudarte si necesitas que te acompañemos en el proceso. Escríbenos a info@rbhglobal.com y un asesor te contactará para revisar tu solicitud y apoyarte en el proceso.