El registro de jornada es una obligación para todas las empresas, y el incumplimiento de llevar este control puede conllevar sanciones importantes. Todas las empresas, independientemente de su tamaño o tipo de personal en plantilla, están obligadas a realizar el registro diario de jornada, según disposición del Real Decreto-ley 8/2019. Esto es independientemente de la jornada laboral que tengan los empleados.

Esta obligación se aplica tanto a empleados a tiempo completo como a tiempo parcial, y es esencial para garantizar el cumplimiento de las regulaciones laborales y el respeto de los derechos de los trabajadores.

 

DURACIÓN DEL REGISTRO

Según la normativa, las empresas deben conservar el registro de jornada durante al menos cuatro años. Esto garantiza que la información esté disponible en caso de inspección por parte de las autoridades laborales y ayuda a prevenir posibles conflictos legales.

 

JORNADA LABORAL

Es importante que todos los empleados conozcan claramente la distribución y duración de su jornada laboral. Esto no solo promueve la transparencia en el lugar de trabajo, sino que también ayuda a prevenir el agotamiento laboral y a garantizar un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida personal de los empleados.

 

SANCIONES POR INCUMPLIMIENTO

No llevar un registro horario puede resultar en sanciones graves, ya que se considera una infracción. La Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS) puede imponer multas que van desde 751 euros hasta 7.500 euros en caso de incumplimiento del registro diario de jornada.

Además, si se detecta que se han realizado horas extras que no han sido abonadas o compensadas con descansos, las empresas pueden enfrentarse a consecuencias aún más graves.

 

MÉTODOS PARA REGISTRO DE JORNADA

Existen diversas formas de llevar a cabo el registro de jornada, desde métodos tradicionales hasta soluciones tecnológicas:

  1. Hojas de Control Horario: una opción básica es utilizar hojas para el control horario de los empleados. Esto puede ser útil para empresas con un número reducido de empleados o que no tienen acceso a herramientas tecnológicas más avanzadas.

  2. Documentos en Excel: crear una hoja de Excel a la que los empleados puedan acceder de forma remota para registrar sus horas trabajadas. Esto proporciona flexibilidad y facilita el seguimiento de las horas trabajadas, especialmente para empleados que trabajan fuera de la oficina o en modalidades de trabajo a distancia.

  3. Aplicaciones Especializadas: también existen aplicaciones diseñadas específicamente para el control de horario de los empleados. Estas aplicaciones ofrecen funciones avanzadas, como la geolocalización y la integración con sistemas de gestión de recursos humanos, que pueden simplificar el proceso de registro de jornada y proporcionar un seguimiento más preciso de las horas trabajadas.

 

ASESORÍA PARA CUMPLIR CON REGISTRO DE JORNADA

Es crucial que las empresas cumplan adecuadamente con esta obligación, ya que el registro diario de jornada es un foco de atención de la Inspección de Trabajo. Si necesitas asesoría para implementar correctamente el registro de jornada en tu empresa, no dudes en contactarnos.

Tenemos a tu disposición una herramienta revolucionaria, eficaz y a un coste muy ajustado según tus necesidades. Nuestra alianza con Factorial nos permite darte la mejor solución sin que tengas que preocuparte por largas y complejas implementaciones.